Universidade Da Coruña
Master en promoción de
actividad física saludable
y en entrenamiento
adaptado a patologías
PREINSCRÍBETE
Universidade Da Coruña
Especialista en Planificación
y Comunicación para la promoción
de la actividad física
PREINSCRÍBETE
Universidade Da Coruña
Especialista universitario
en Entrenamiento adaptado
a patologías
PREINSCRÍBETE

Dirigido a


Licenciados, graduados, alumnos, maestros, profesionales…

Ver más

Objetivos


Objetivos de los estudios ofertados por Postgrados en Actividad Física y Salud

Ver más

Títulos


Se otorgan titulaciones propias de la Universidad de A Coruña

Ver más

Master en promoción de actividad física saludable y en entrenamiento adaptado a patologías

Duración 60 créditos ECTS (1500 horas en 13 meses)
Director Manuel Avelino Giráldez García (UDC)

Especialista universitario en Entrenamiento adaptado a patologías

Duración 30 créditos ECTS (750 horas en 6 meses)
Director Eliseo Iglesias Soler (UDC)

Especialista en Planificación y Comunicación para la promoción de la actividad física

Duración 30 créditos ECTS (750 horas 6 meses)
Director Xurxo Dopico Calvo (UDC) y Belén Toja Reboredo (UDC)

Plazos de inscripción

Plazo de inscripción de la VII edición del Curso de especialización en entrenamiento adaptado a patologías hasta el 15 de Abril de 2016.

Plazo de inscripción en la VII edición del  Máster en promoción de actividad física y entrenamiento adaptado a patologías y el Curso de especialización en planificación y comunicación para la promoción de actividad física hasta el 20 de Octubre de 2015.

Fechas de los cursos de postgrado

Máster en promoción de actividad física y entrenamiento adaptado a patologías. VII edición: Inicio previsto Noviembre de 2015; finalización Noviembre de 2016.

Curso de especialización en planificación y comunicación para la promoción de actividad física. VII edición: Inicio previsto Noviembre de 2015; finalización Abril 2016.

Curso de especialización en entrenamiento adaptado a patologías. VII edición: Inicio Mayo de 2016; finalización Noviembre de 2016.

¿Qué dicen los estudiantes?

Presentación

Desde un punto de vista socio-sanitario, en el mundo “occidental” se han logrado importantes avances pero todavía están presentes grandes retos. Cuando los progresos en la educación y la sanidad han permitido vencer a la mayoría de las enfermedades transmisibles, que durante largas épocas de la historia de la Humanidad provocaron una elevada mortalidad, los cambios ligados al desarrollo y a los nuevos estilos de vida están produciendo la aparición de graves problemas de salud en forma de enfermedades crónicas no transmisibles: verdaderas pandemias que causan la incapacidad y la muerte de las personas antes de que se cumplan sus expectativas de vida (enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, dislipemias, osteoporosis, ciertos tipos de cáncer,…).

En el año 1996 el Ministerio de Sanidad de los EEUU (Surgeon General), hizo público un informe elaborado por el Centro de Control de Enfermedades sobre actividad física y salud (Physical activity and health. A Report of the Surgeon General). Este informe marcó un antes y un después en la comprensión de la relación entre la actividad física y la salud, especialmente en los beneficios que supone adoptar una vida físicamente activa. Posteriormente, en el año 2004, la Organización Mundial de la Salud aprobó la Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud. En ella identificaba, de un modo inequívoco, las principales causas del aumento en la prevalencia de las enfermedades crónicas no transmisibles; entre ellas, los malos hábitos alimentarios y la escasez de actividad física de los ciudadanos. Al mismo tiempo, exhortaba a todos los Estados para que tomaran las medidas necesarias que ayudasen a mejorar la situación.

Mantenerse físicamente activo es imprescindible para conservar una buena salud, retrasando la aparición de enfermedades y los efectos del envejecimiento. Además, nos permitirá gozar de una mayor capacidad funcional e independencia hasta edades más tardías. Por todo ello, es aconsejable promover estilos de vida activos entre la población: “más personas, más activas y con más frecuencia”.

Relevancia social y sanitariaDesde una perspectiva socio-sanitaria y económica, una población físicamente activa es una población más sana y más feliz, con mayor bienestar y calidad de vida, en la que se reduce la presencia de enfermedades y de incapacidades, se disminuye la presión sobre el sistema sanitario y se ahorran recursos que podrían destinarse a la atención de otras necesidades.

Promover estilos de vida saludables en la población general exige que los responsables de hacerlo pongan en marcha acciones que divulguen los efectos beneficiosos del ejercicio y ayuden a sustituir los hábitos poco saludables por otros más apropiados, entre los que se encuentra la práctica regular de actividad física saludable.

Noticias